¡Déjalo todo y sal a caminar!

Hay días en los que el mundo parece hecho a nuestra medida y todo fluye a nuestro paso. Los desconocidos con los que nos cruzamos en la calle nos parecen especialmente amables e incluso podríamos tomar algo con ellos y charlar de cómo nos sentimos, como viejos amigos. Todo lo que hemos sido y seremos, la vida toda, confluye extrañamente en un presente aumentado que nos llena de gozo. Últimamente he leído algunos artículos sobre el poder creativo, inspirador y terapéutico del paseo, aunque la cosa viene -como casi todo- de muy antiguo, apenas hemos descubierto nada esencial.

¡Déjalo todo y sal a caminar!

…Y respira profundamente. No pienses mucho el rumbo. De momento, la policía no nos detendrá para preguntarnos por qué vagamos indecisos o adónde nos dirigimos y no sepamos bien qué responder… Incluso en los paisajes más familiares encontraremos emociones inéditas. El relato, quién sabe sino la realidad misma, la crea el observador. ¡Feliz paseo cuántico!


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s